Ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior

Hablemos de las ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior. El aislamiento térmico interior permite que las edificaciones, sean casa, oficina o local comercial, se mantengan bajo las mejores condiciones de temperatura posible, sobre todo durante las épocas más frías del año.

Analizando las ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior, una de las ventajas del aislamiento térmico interior es el ahorro energético, pues al mantener una temperatura casi constante dentro de las estancias donde se han aplicado recubrimientos aislantes, no es necesario mantener encendido por largos periodos de tiempo los sistemas de calefacción o de refrigeración.

Por otra parte, mirando las ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior, una de las desventajas del aislamiento térmico interior es precisamente la cantidad de energía que se requiere para la fabricación de materiales completamente eficientes en cuanto a conductividad, o en todo caso, en cuanto al aislamiento térmico.

Si buscas saber más acerca del precio del aislamiento térmico interior, materiales del aislamiento térmico interior, aislamiento térmico del techo, aislamiento térmico en paredes interiores, cinta resiliente de aislamiento, aislamiento doble acristalamiento, empresa especializada en aislamiento térmico, visita nuestro portal web. ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior, ahorro de energía, aislamient

El aislamiento y el ahorro de energía

Dentro de las ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior, una de las ventajas del aislamiento térmico interior, es mantener el calor, lo que se traduce en un ahorro de la energía requerida para mantener una edificación caliente o fría, según sea el caso.

El aislamiento térmico permite que dentro de las edificaciones haya una menor pérdida de calor. Durante el invierno, las paredes interiores se mantienen calientes, mientras que este calor no se traspasa a las paredes exteriores, evitando el efecto de paredes frías durante esta época del año. En cambio, durante el verano puede ocurrir todo lo contrario si la edificación cuenta con un buen sistema de ventilación y aire acondicionado.

De forma más práctica, el ahorro de energía se traduce en que los equipos tanto de calefacción como de refrigeración trabajan durante menos tiempo en inmuebles con aislamiento térmico. Ya que temperatura interior tiende a ser constante.

El aislamiento térmico y la naturaleza

Para la reducción del consumo de energía, las ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior tiene notables ventajas, pero una de sus desventajas, es el impacto sobre la naturaleza.

Aunque existe un gran debate al respecto, todo se reduce al tipo de aislante al cual se hace referencia, pues, aunque la mayoría son de origen vegetal, lo que se toma en cuenta es el proceso de fabricación del mismo.

Sin embargo, tomando en cuenta que las propiedades térmicas de los aislantes no varían mucho en el tiempo, y que además la mayoría de los materiales con los que están hechos son biodegradables, el impacto ambiental se ve reducido, resultando en un impacto negativo sobre ambiente.

ventajas y desventajas del aislamiento térmico interior, ahorro de energía, aislamient

¿Por qué es importante el aislamiento?

Más allá del confort que representa mantener las edificaciones con temperaturas cálidas durante el invierno, o más templadas durante el verano, existe todo el ahorro de energía asociado.

Además, en las estancias donde se aplica el aislamiento térmico interior, se cuenta con ambientes más agradables e higiénicos, pues los materiales con los que consigue el aislante previenen la humedad.

No solo en términos de mantener un planeta más limpio y eficiente en términos de energía, un buen aislamiento o incluso una rehabilitación térmica, implican una reducción en los gastos de una edificación por concepto de energía.

Algunas desventajas del aislamiento térmico

Aparte de la discutida desventaja en cuanto al consumo de energía para la fabricación de materiales aislantes, otra posible desventaja se encuentra en los residuos que algunos de estos materiales pueden expulsar.

Aunque aún no se han demostrado efectos negativos a grandes niveles en la salud, puede inferirse que estos residuos, pueden ir hacia los pulmones y causar enfermedades respiratorias.

Por otra parte, los componentes de algunos de los aislamientos pueden resultar en agentes cancerígenos para el ser humano por lo que es importante verificar el tipo de material empleado. Sin embargo, aún son muchas más las ventajas comprobadas del aislamiento térmico interior, que las desventajas.

¿Cómo puedo aislar térmicamente mi hogar?

Es posible que tomes la decisión de aislar térmicamente tu hogar antes de la llegada de las temperaturas más frías, pues es durante esta época del año donde se aprovechan más sus beneficios.

Puedes hacerlo tú mismo o contratar una empresa especializada, lo importante es que el trabajo sea realizado de forma adecuada y con las herramientas apropiadas, pues una mala colocación del recubrimiento térmico puede afectar la duración del mismo, ya que algunos materiales si no cuentan con una ventilación adecuada tienden a deteriorarse más rápido.

Tienes la opción de aplicar los materiales aislantes tanto en techos, como paredes e inclusos pisos, pero debes tomar en cuenta el tipo de aislamiento que estas aplicando. Lo más recomendables es siempre acudir con los expertos, por lo menos para obtener una asesoría en cuanto al trabajo por realizar.

Aunque no cuentes con el presupuesto o el tiempo para aplicar recubrimientos aislantes interiores, puedes tomar ciertas medidas prácticas para mantener tu hogar aislado, por ejemplo, revisa todas las posibles rendijas que tengas en tu casa (ventanas, bajo las puertas, tomas corrientes deteriorados, etc.) para así evitar una pérdida de calor o entrada de corrientes de aire. También toma acción para evitar la acumulación de la humedad, pues esta es capaz de absorber calor.

Cómo elegir el aislamiento adecuado

Existe en el mercado una variedad de materiales, entre los que puedes elegir sintéticos o naturales, lo importante para elegir el más adecuado de acuerdo a la construcción de tu casa son sus propiedades.

Toma en cuenta la conductividad térmica del material, que te permite saber que tanto calor pasa a través de él este es el punto más importante en cuanto a elegir aislantes se refiere. También toma en cuenta otras propiedades como la resistencia al vapor de agua, pues lo que menos querrás es una acumulación de humedad en las paredes, pisos o techos, debido a la aplicación de algún recubrimiento aislante. Otra propiedad es la resistencia al fuego, dependiendo del grado que el material tenga, es ideal para ciertas estancias o zonas tu hogar. Por último, pero no menos importante, ajústate a un presupuesto y obtén el mejor aislamiento que puedas. Recuerda, muchas veces una inversión inicia alta, se traduce en un gran ahorro.

Con esta página, podrás informarte más del tema.

Menciones legales
  • Quienes somos

    Escríbenos