Aprende cómo lograr la reducción de energía eléctrica

Con el objetivo de estimular el crecimiento económico, países como España, adoptan tecnologías de eficiencia energética para el ahorro de electricidad aislando correctamente hogares, locales comerciales y edificaciones. La reducción de energía eléctrica es un hecho, y solo necesitas aprender cómo lograrlo, y para ello, debes contar con todas las tecnologías online para poder ahorrar energía.

Hoy en día, con los avances en las tecnologías ecológicas, es muy fácil que en tu hogar o en el lugar donde te encuentres pueda haber una reducción de energía y que el precio del kWh sea menor. Por ejemplo, puedes utilizar bombillos ahorradores o con tecnología LED. Además, si cuentas con un sistema de refrigeración, puedes limitar su consumo, y de igual manera ocurre con los sistemas de calefacción. En las siguientes secciones, te explicaremos detalladamente cómo lograr que su factura al final del mes se reduzca considerablemente.

Sin embargo, antes de continuar, quizás quieras leer sobre su relación con la energía, cartas de rescisión para contratos de energía, diagnósticos de humedad y aireación.

reducción energía

Tecnologías para ahorrar energía

Ahorrar y usar eficientemente la energía eléctrica es posible, y esto también permite cuidar el medio ambiente. Para alcanzar este objetivo, existen tecnologías de ahorro como el uso de bombillos tipo LED, que son de bajo consumo, por lo que, un bombillo de este tipo, puede consumir menos energía en comparación con otras tecnologías.

De acuerdo a las estadísticas y otros estudios realizados, las bombillas LED pueden tener un consumo interior en 50% comparadas con bombillas de bajo consumo. Mientras que su consumo es un 85% menos que en comparación con la bombilla incandescente. Lo mejor de todo, es que cada comparación se hace aportando la misma cantidad de lúmenes. Por otro lado, las bombillas LEDs, tienen una vida útil mucho más larga en comparación con otras tecnologías.

Pero no solo basta con cambiar las bombillas, también podemos utilizar otras tecnologías que pueden incluir el uso de paneles solares, y utilizar energía renovable.

Viviendas autosuficientes

En este tipo de viviendas, nos vamos a encontrar con distintas tecnologías de ahorro energético. Las viviendas autosustentables expresan claramente que son lugares en los que no se requiere del consumo de la electricidad local, para ello, utilizan energías renovables como el viento, mareomotriz, luz solar, biomasa, etc. Y la convierten en energía eléctrica.

En estos espacios, se instalan paneles solares de distintas tecnologías, que permiten obtener el suministro eléctrico suficiente como para encender bombillas ahorradoras y electrodomésticos con buena eficiencia energética (generalmente A, A+, A++ o A+++). También te encontrarás con que la amplitud en los ventanales permite la disminución del uso de bombillas, para priorizar el uso de la luminosidad natural proveniente del sol.

reducción energía

Instalación de aislamiento de doble o triple acristalamiento

Para poder disminuir el uso de energía eléctrica, y ahorrar en la factura al final del mes, también puedes utilizar el aislamiento de doble o triple acristalamiento. Se trata de una tecnología que te permitirá ahorrar energía gracias a que podrás utilizar mejor la luminosidad ambiental, y también, disminuirá el consumo proveniente de la calefacción y los sistemas de refrigeración.

El doble acristalamiento permite mantener las temperaturas interiores, sin que las temperaturas exteriores les afecte. Esto es posible gracias al aislamiento entre ambos vidrios.

Tipos de vidrios que se pueden instalar

Si estás dispuesto a instalar un aislamiento de doble o triple acristalamiento, debes saber el tipo de vidrio a colocar. Por ejemplo, para espacios privados, se recomienda el uso de vidrio traslúcido. Mientras que, en términos generales, para oficinas, la cocina, y el hogar en general (exceptuando vestuario y baño), se recomienda el uso de vidrio transparente.

Al instalar el acristalamiento, no solo tendrás beneficios en la disminución del aislamiento acústico, sino también del aislamiento térmico. Y en invierno, la reducción de pérdidas de calor en el lugar donde se encuentran, te ofrecerá grandes ventajas, disminuyendo el consumo de electricidad para calentar la vivienda. Y al acercarse el verano, por sus propiedades, el aire caliente externo no podrá entrar y no será necesario disminuir las temperaturas en el interior, con el aire acondicionado.

Técnicas para reducir consumo de calefacción

Con el principal objetivo de disminuir el consumo de energía eléctrica, derivado del consumo de calefacción, puedes aprender algunos métodos esenciales para ahorrar dinero al final del mes.

Recordemos, que cada año al dispararse el frío, el consumo energético en viviendas también aumenta. Y los responsables directos de estos, son los sistemas de calefacción, ya que requerimos aire caliente para mantenernos satisfechos y cómodos. Otra manera de disminuir el consumo, es reducir la energía reactiva, para ello necesitas instalar un equipo adecuado para compensar esta energía.

El uso del termostato regulador de temperatura

Utilizando la regulación de la temperatura, puedes adaptarla a tus necesidades a cada instante, sin derrochar en el consumo de la calefacción. Esto es una gran idea, y es una buena decisión instalarla, ya que mejora el potencial de reducción y energía libre.

También puedes combinar el uso del regulador de temperatura con el aislamiento de las ventanas. En ese caso, puedes colocar ventanas con doble o triple cristal como ya explicamos.

Mantenimiento al sistema de calefacción

Aunque no lo creas, revisar la caldera, al menos anual, hará que funcione todo correctamente, evitando que se dispare el consumo de energía a diario. También puedes optar por purgar los radiadores, ya que algunas burbujas de aire pueden hacer que el agua caliente no pase, por lo que estos no funcionarán bien, y tendrás que incrementar la temperatura para sentirte satisfecho. Lo malo, es que esto también incrementa el consumo energético.

Disminuye el uso de calefacción si no estás en casa

Si te encuentras fuera de tu área de confort, entonces no necesitas utilizar la calefacción. Basta con que la apagues cuando no te encuentres en casa. De esta manera, estarás ahorrando energía eléctrica, con su consecuente disminución en el costo de la factura. También debes aprovechar la luz solar, para evitar el uso de la calefacción, ya que se traduciría en un menor consumo energético.

Se recomienda evitar el uso del agua caliente de manera innecesaria. Recuerda que cada vez que se enciende la caldera, el gasto energético se incrementa. Esto es muy distinto a utilizar la caldera por el tiempo que realmente la necesites.

Para conocer más, encuentra información en este artículo.

Menciones legales
  • Quienes somos

    Escríbenos